ESCAPADA UNIVERSITARIA

#HistoriaINDECENTE

Mi nombre es Camila, tengo 19 años, soy algo delgada, de senos y pezones hermosos, o por lo menos esto es lo que me dice el chico de la siguiente historia.

 

Todo empezó cuando conocí a este chico por medio de redes sociales, hablamos normal por chats.

 

Bueno, de las conversaciones que algunas se tornaban sexosas yo le seguía el juego y nos reíamos, un día yo tenia que ir a la Universidad pero estaba lloviendo, se lo comente normal, el me dijo que si quería me llevaba, como me ahorraba lo del transporte y la mojada bajo lluvia no le vi inconveniente, aparte veníamos hablando no había tanta desconfianza, yo tenia una blusa un poco escotada. Me recogió y vi que me miraba los senos disimuladamente mientras hablábamos, me dijo que tenia lindos ojos. Me dejo en la Universidad, todo normal. En la noche cuando hablábamos la conversación se tornó caliente y me pregunto, ¿ como se verían mis ojos mirando hacia arriba?, me rei le dije que muy bien me han dicho. Hablando la noche quedamos en que al día siguiente me volvería a llevar a la U, yo sabiendo ya que algo podría pasar me lleve un croptop tejido y una falda. Al montarme en el carro no hablabamos sino cosas comunes, pero note que el tenia su mirada en mis piernas, entonces le pregunte que tal le parecían mis gafas declinando mi cabeza y mirándolo hacia arriba. Se dio cuenta que lo hacia por su comentario la noche anterior a lo que me respondió sarcásticamente… – Muy bien, hasta los senos se te ven muy bien desde esta posición donde estoy. Puso su mano en mi pierna acariciándola suavemente, como ya estábamos llegando a la U, me pregunto a que hora entraba a clases, le respodi que en 40 minutos, me dijo – Entonces hay tiempo de comer un Helado, te gusta el banana Split? , no le preste atención a eso ultimo pero respondí que si, cruzamos la U y entramos a un barrio que queda al lado, subiendo la calle principal su mano que tenia en mi pierna va subiendo suavemente hasta meterme la mano en mi escote, me ve y se sonríe, diciéndome que si podria bajarme la blusa, accedí y me la seguía acariciando, llegamos hasta el final del barrio, donde hay lotes sin casas construidas, detuvo el carro y se fijo en mis senos , encantado me las empezó a acariciar y me decía que grandes y suaves que son, yo solo me quedaba quietica, en esas se acerca y me las empieza a chupar lo hacía con un descaro y con un deseo dejándolos llenos de saliva, la verdad eso me empezó a calentar.

Nos besamos a al momento el se echa para atrás de reclinar su sillon y en esas veo su verga y era grande y gruesa, me la imagine en mi boca, ya reclinado antes de sacarse su verga me pregunto que si ya le gustaría comerse la banana del banana Split, sonreí sediente por ese miembro yo ayudo a sacársela y se la empiezo a chupar, de arriba hacia abajo, hasta el fondo, le lamia sus bolas , escuchando como hacia pequeños gemidos, yo ya estaba muy caliente, sentía su verga deliciosa luego le hacía la famosa rusa con mis senos y volvía a mamarsela, cuando el se acuesta y me dice que me suba, le pregunte, que si tenia el condon, me dijo que el no utiliza, y quería sentir mi piel, ya que desde hace mucho y me tenía ganas.

 

Yo le dije que así no, el me dice que nos fueramos hacia en asiento de atrás y hacemos el 69, así que nos pasamos y me subi, le puse mis nalgas en su boca, mientras le chupaba la verga, veía la verga tan grande y rica y solo pensaba en la idea de que me la estuviera metiendo, pero no quería ya que no tenía condón, momentos después me dice que me levante y me le siente en la cara, así lo hice me levante y me senté en la cara, el empezó a chuparme la vagina y me agarraba las tetas, y yo pasaba la mano hacia atrás y le agarraba su verga, ya no pude aguantar más, estaba demasiado #INDECENTE, me levante, el me dice asustado – que paso?, yo le agarre la verga y le dije esto es lo que paso, la puse en la entrada de mi vagina y poco a poco me fui sentando, yo miraba en el esa cara de satisfacción, hasta que sentí que entró toda, esa sensación hizo que casi tuviera un orgasmo.

Ya empecé a cabalgar tan fuerte que solo sentía placer me sentí tía tan mojada como nunca antes, no me importaba que fuera sin condón solo quería disfrutar y me movía tan rápido como pudiera, el me chupaba los senos y me agarraba las nalgas, en el momento que me estaba llegando, el se dio cuenta y me culeaba mas rápido y fuerte y fue el orgasmo más rico que había tenido yo gemía sin vergüenza, cambiamos de postura me dijo que me pusiera en cuatro, ahí me acomode, enseguida el me la metió, me empezó a dar duro, me agarraba los senos, mis nalgas, estaba como loco culeandome yo sentía que ya me iba a venir otra vez y el no bajaba el ritmo, en eso se me acerca al oído y me dice que si le esta gustando el helado que se está comiendo yo le dije que me encantaba de lo excitada q estaba hasta tuve otro orgasmo, me sujeto fuerte de la mi cabello ,cuando siento que el ritmo empezó a aumentar sabia que ya se iba avenir, y en vez de echarse para atrás eso me calentó más de saber que me la iba a echar adentró, el me agarro más duro las nalgas y sentí como soltaba cada chorro de leche dentro de mí, obviamente no tenía riesgo de quedar en embarazo ya que tengo un dispositivo que me dura años.

 

Y así pasaron varias veces, él me llevaba a la U antes de entrar y aprovechábamos para coger todo lo que se podía y comenzamos a experimentar otra posiciones dentro del carro, aunque reconozco que yo también disfrutaba , creo que su verga me tocaba el punto g porque nunca nadie me había sacado tantos orgasmos, el sexo se volvió tan placentero que cuando lo hacía con mi novio pensaba que era él quien lo hacía que lograra venirme.

 

Actualmente ya no hablamos casi, pero nos saludamos de vez en cuando… quizás se le da por “llevarme nuevamente a la U” jejeje…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *